Leopoldo Boado, vicepresidente de Aplicaciones de Oracle Europa: “El software no necesitará intervención humana”

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

El software autónomo se ha convertido en uno de los pilares de Oracle, en pleno proceso de transición a una compañía cloud. “Estamos ante un cambio de paradigma. Para nosotros, el futuro es el software autónomo: gracias a la inteligencia artificial embebida no se necesitará intervención humana”, explica Leopoldo Boado, vicepresidente de Aplicaciones para Oracle en Europa y director general de Oracle España. 

La compañía ha llevado esta visión a su software de base de datos, pero quiere extenderlo a otros ámbitos. La idea es que este software sea capaz de auto parchearse o auto securizarse gracias al auto aprendizaje. “Los responsables de tecnología de las empresas tienen miedo al error humano cuando hay que intervenir en un software para, por ejemplo, actualizarlo o parchearlo”, ahonda Boado, que cree que “el resto de la industria irá en esta dirección”. 

El ejecutivo asegura que su base de datos autónoma, lanzada hace dos años, se ha convertido en “el producto de mayor éxito de la historia de Oracle”. En España, tiene más de 60 clientes –como Seur, BBVA Microfinanzas, Cruz Roja, Meliá o Barceló–, tras duplicar contratos en su último año fiscal. 

Infraestructura ‘cloud’ 

En esta apuesta por el cloud, la compañía quiere hacerse un hueco en la competitiva industria de la infraestructura en la nube, donde compite con pesos pesados como AWS o Microsoft. “La clave está en tener la mejor infraestructura en el mayor número de datacenters”, dice Boado. De ahí el acuerdo de interoperabilidad con Azure de Microsoft. “Tenemos 36 regiones frente a 25 de Amazon. Y nuestra infraestructura, que lanzamos hace un año, es la mejor”, proclama. 

AWS abrirá centros de datos en España, lo que fortalece a la compañía en esta batalla. “En España, de momento, no vamos a tener datacenter”, asegura Boado. “Con los centros en la Unión Europea tenemos resuelto los temas regulatorios. La corporación decidirá si tiene sentido abrir en España”. 

Lo cierto es que Oracle tiene un porcentaje pequeño de este negocio. Sin embargo, Boado ve factible ganar cuota porque asegura que “la mayoría de los clientes tienen una estrategia multicloud”. Tampoco da la espalda a la cloud híbrida, “si eso es lo que quiere el cliente”, dice. 

La tercera pata de la estrategia de la compañía estadounidense son las aplicaciones, un negocio en el que Oracle se encamina a un modelo “puramente cloud” con una amplia oferta de soluciones, dice. Su oferta de software de gestión empresarial (ERP) y de recursos humanos tiene más de 7.000 clientes en el mundo, a los que suman los 20.000 de NetSuite. “Somos líderes y nuestra estrategia pasa por ganar cuota de mercado a nuestro principal competidor que es SAP”, apunta. 

La compañía también compite con Salesforce, líder en el ámbito del software de gestión de clientes. “Estamos haciendo una inversión bruta sentando las bases para poder ser líderes también aquí. Nuestra apuesta pasa por la gestión del dato del cliente con herramientas que permitan tener una visión 360º”, apunta. 

Boado cree que en esta batalla cloud tienen más posibilidades compañías que ofrezcan toda una plataforma. “El proveedor de nicho tiene más complicado competir con generalistas que te dan todo, de ahí las adquisiciones de algunos jugadores”, apunta. “Una empresa podría perfectamente con Oracle cubrir todas sus áreas de necesidad tecnológica. Y si quiere multicloud nuestras soluciones abiertas y nuestra plataforma de integración lo permiten”, dice. 

“En los últimos años, nuestra inversión en I+D+i [más del 15% de la facturación anual] ha estado focalizada en la transición a un modelo cloud, con adquisiciones para complementar nuestra oferta”. La compañía no ha abordado últimamente grandes operaciones como algunos competidores. 

Fuente: Expansión